¿MÁS DINERO PARA EL GOBIERNO? ¿MÁS DEUDA PARA EL PAÍS? ¿POR QUÉ Y PARA QUÉ?

Tener un poco más de información verdadera y formarse un criterio claro sobre la cantidad de dinero que manejan nuestros gobiernos y mejor aún, más claridad en relación al destino y calidad de cómo se manejan cifras multimillonarias que administran nuestros funcionarios, es vital para los ciudadanos que ya nos cansamos de pagar el funcionamiento de un Estado que ha sido incapaz en 32 años, desde 1986, de mejorar las condiciones de seguridad, salubridad, educación y empleo en el país.

El gobierno que administra el Estado y que elegimos los ciudadanos cada cuatro años en Guatemala, debe estar para servir a la población y no para servirse de ella. Esto no ha sido así en Guatemala y si algo está claro ahora, es que hay dos razones de fondo y muy claras del porque nuestros gobiernos no nos han servido, sino que se han servido de nosotros. ¡han impuesto, la tiranía de la pobreza!

Por un lado, la clara y dramática forma en que el cáncer de la corrupción ha penetrado año con año la gestión del gobierno de turno de la mano con el otro cáncer de nuestros políticos: la ineptitud y falta de capacidad técnica y profesional con que operan nuestros funcionarios a la sombra de la impunidad. No todos, porque habrá que reconocer que ha habido algunas, escasas, peros honrosas excepciones.

Dinero no ha faltado. Año con año, el presupuesto que los gobiernos de turno se han recetado ha sido aumentado siempre de forma desmedida y no atendiendo la prudente conducta de no gastar más de lo que se ingresa. Peor aún, mal gastar en un sistema de salud obsoleto; un sistema de educación del siglo XVI; una convivencia con la delincuencia y el crimen de cuello azul y de cuello blanco a lo cual se ha incorporado la infiltración del crimen organizado, esto que ahora le llaman redes delincuenciales incrustadas en el Estado. ¡basta ya de este desorden!

Desde mi forma de verlo y con el respeto que se, debo guardar por educación a mis gobernantes, tengo que decir que es demencial seguir en esta hemorragia irresponsable de gastar más de lo que se ingresa. Habrá muchos ciudadanos, padres y madres de familia que ya han cometido alguna vez en su vida la imprudencia de hacer esto, gastar con la tarjeta de crédito, más de lo que se gana. No me tienen que contar a mí, el sufrimiento que esto genera cuando día a día, hora a hora tenemos a los cobradores en la espalda. Peor aún, si el gasto ha sido para darse placeres y lujos de rico, sin tener la capacidad financiera de hacerlo. ¡reflexionemos!

Pues ni más ni menos, lo que nuestro gobierno – Presidente de la República, Ministro de Finanzas y todo el Gabinete –  hoy están proponiendo es tener ingresos que no superan los 53 Millardos y pretender que se les autorice un gasto de más de 83 Millardos; ¡que lujo!, 30 Millardos más que pretenderán ingresarlos vía más impuestos que siempre pagaremos nosotros o bien con más deuda nacional o internacional que también pagarán nuestros hijos y nietos. Mucho de todo esto aún, sigue degenerada y demencialmente malgastándose o sirviendo para que nuestros funcionarios sigan haciendo de las suyas con el nivel de corrupción que vemos todos los días. ¡ya no más!

¿Qué puede hacer usted?

Continuar leyendo “¿MÁS DINERO PARA EL GOBIERNO? ¿MÁS DEUDA PARA EL PAÍS? ¿POR QUÉ Y PARA QUÉ?”